Seguidores

lunes, 1 de agosto de 2011

ADIOS A MI QUERIDA MEGGIE

   
Hola amigos, hoy tengo una noticia muy triste, lamentablemente tuve que recurrir a la eutanasia para mi perrita Meggie, ya que la artritis de su columna la tenía inválida y muy dolorida.
    Lamentablemente no hay cura para esa enfermedad, agradezco a los veterinarios que la cuidaron hasta el último minuto y siempre tratan a los animales con mucho respeto y cariño, haciendo todo lo que es posible para darles una buena vida y un final tranquilo, hasta diría que amable.
    Una sola razón me consuela de haber tomado esta decisión tan difícil, que hemos hecho todo lo que estaba a nuestro alcance (con los médicos) para darle alivio y mejorar su calidad de vida, por desgracia nada fue suficiente y ella estaba sufriendo mucho. Hubiese sido muy egoísta de mi parte querer que siga viva, sufriendo unos dolores tan intensos y estando tan deprimida como estaba por no poder moverse.Imaginen, una perrita tan activa y juguetona como ella, sin poder levantarse...estaba triste la pobrecita, además de dolorida.
    Ella por su parte fue una buena amiga para mí y para Loly, la crié desde que era una pequeña cachorrita, recién nacida,, que alguien abandonó en la esquina de mi trabajo...recuerdo aún cuando le daba leche tibia con ayuda de una jeringuilla y luego con una mamadera (biberón), hasta que pudo comer sola...siempre fue cachorra, sus 10 años de vida fueron 10 años de juegos y travesuras...fue feliz y me hizo feliz...me siento muy triste por perderla...muy triste e impotente por no poder curarla.
    En fin, quién tenga mascotas y les ame entiende el dolor que se siente...ahora está tan silenciosa y vacía la casa sin ella, si bien está Loly, ella es muy tranquila y hoy más porque extraña también a Meggie, que era el torbellino, siempre correteando, jugando y saltando...la alegría en versión canina!

6 comentarios:

Miriam dijo...

Hola Eli te apoyo en este momento triste, yo también tengo mis mascotas y se que hiciste bien, lo importante es que la cuidaste toda su vida, en las buenas y malas, al tener perros no hay que perder de vista que su vida es más corta, nadie la reemplazará pero seguro ya llegará otro para acompañar a Loly, cómo está luego del accidente se recuperó por completo? Besos

yeruti dijo...

Hola Eli, te entiendo y no sabes cuanto! también pasé por esa situación, con mi gatita Mili, tenía 11 añitos, era blanca como la nieve, pero sus orejitas se enfermaron de cáncer, a pesar de hacer lo imposible para curarla, este avanzó y avanzó. Ya no podía comer, estaba muy flaquita, le daban vértigos, porque también le había tomado oídos y garganta, entonces me decidí, luego de llorar mucho, pero no podía seguir viéndola sufrir así. Todavía me duele mucho lo que hice, y hace como 6 años, pero por otro lado tengo la tranquilidad que le di descanso y dejo de sufrir. Te abrazo fuerte amiga, un beso grande.

pitavola dijo...

Como amante de los animales entiendo lo que sientes y se que son momentos muy dolorosos. El único consuelo que nos queda es que los animales al menos no tienen que sufrir para morir. A ellos les podemos proporcionar una muerte digna.
Un abrazo muy fuerte

Eli dijo...

Gracias amigas, es duro si...pero como dice pitavola, al menos tienen una muerte digna, y como dice yeruti, pasa el tiempo y no se puede olvidar estas decisiones, aún sabiendo que es por su bien. Miriam, gracias amiga, por suerte Loly ya está repuesta, y volvió a ser la divina de siempre, estos días extrañando a Meggie, pero¿cómo le explico lo que pasó?, le doy más mimos que de costumbre, para contrarrestar el mal momento. Besotes
a todas y gracias por su apoyo moral, es bueno tener quien nos entienda y aliente aún desde lejos...

anafelix dijo...

Hay amiga lo siento, es duro perder nuestras mascotas la mia se ue en marzo, pero piensa en que ya no esta sufriendo

Giovi dijo...

Qué pena Ely. Una mascota se vuelve un miembro más de la familia. Una mascotita es alguien que nos alegra los días. Así que recuerda esos bellos momentos compartidos y que así deben de recordarla.Aveces las mejores soluciones son las más difíciles de tomar. Pero recuerda que hicieron lo imposible los veterianos y tú, por darle una mejor calidad de subsistencia. Aveces con la enfermedad no se puede.
Qué bien que estes reponiendote de esta pérdida y a seguir adelante. Un besito desde Lima-Perú.